Siete formas de ser más sostenible en tu propio hogar

Desde la sobreproducción y quema de combustibles fósiles de las grandes empresas hasta el modo en que muchas personas tiran a la basura productos o materiales que podrían haber sido reciclados, todos contribuimos al cambio climático. Esto significa todo el mundo puede aportar su granito de arena con el objetivo de reducir el impacto que tiene el ser humano sobre el medioambiente. Por ello, proponemos siete formas de ser más sostenible desde casa.

1. Apagar los equipos totalmente

Es una práctica muy común dejar los aparatos electrónicos en standby: la televisión, la videoconsola o el ordenador permanecen con la típica luz roja hasta que volvemos a encenderlos para usarlos. Esto no solo provoca un aumento en la factura de la luz y en el consumo de electricidad global (teniendo en cuenta que millones de personas cometen este mismo error), sino que además acorta la vida útil de los equipos.

Siete formas de ser más sostenible en tu propio hogar (cuerpo de texto, después del tercer párrafo)

2. Instalar iluminación de bajo consumo

Las bombillas de bajo consumo o los elementos de iluminación LED tienen un precio algo más elevado que otras opciones. Sin embargo, pueden llegar a durar hasta ocho veces más, además de consumir hasta un 80% menos. Es decir, se trata de una pequeña inversión que tiene un gran impacto en el nivel de consumo, por lo que resulta inmensamente beneficioso tanto para la factura como para el planeta.

3. Comprar productos locales

Con el objetivo de reducir el número de visitas que hacemos al supermercado, se suelen hacer grandes compras con productos con gran durabilidad o, incluso, congelados. La cuestión es que muchos de estos productos incluyen sustancias químicas para que se conserven mejor y más tiempo, además de que comúnmente van envasados en plástico. Comprar alimentos frescos en negocios cercanos garantiza proteger el medioambiente y además nos obliga a comprar prácticamente justo lo que vamos a consumir (según el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, en España se tiran aproximadamente 3,7 millones de kilos de comida al año).

Siete formas de ser más sostenible en tu propio hogar (cuerpo de texto, después del sexto párrafo)

4. Los residuos en su contenedor indicado

Prácticamente todos los envases y materiales son susceptibles de ser reciclados. Pero no nos quedemos simplemente en los clásicos cartones, vidrios, plásticos y papeles, ya que existen múltiples objetos como las pilas, muebles o aparatos electrónicos que son muy nocivos para el planeta. Es recomendable conocer el punto verde más cercano para reciclar todo lo posible.

5. No abusar de sistemas de climatización

En muchas ocasiones, se hace un uso excesivo de estos sistemas no por cuánto se utilizan, sino por el cómo: un aire acondicionado no debe helar una estancia y la calefacción no debe forzarte a estar en manga corta por tu hogar. Lo cierto es que un aparato ajustado a 25ºC es capaz de refrescar satisfactoriamente tu hogar, mientras que la calefacción crea un clima de calor agradable con 21ºC.

6. Aprovechar al máximo lavadora y lavavajillas

El gasto de agua y energía derivado del uso de estos electrodomésticos puede llegar a ser alto, en especial si se hace uno uso de ellos indiscriminado. Por ello, es muy recomendable aprovechar el máximo de sus capacidades, ya que el agua y energía que emplean es el mismo independientemente de los platos o prendas de ropa que tengan en su interior. Así que las directrices a seguir son claras: la lavadora y el lavavajillas, siempre lo más lleno posible.

7. Certificado energético de electrodomésticos

En las tiendas de electrodomésticos se puede observar que muchos de ellos incluyen un certificado energético que viene representado como A++ o A+++: significa que pueden llegar a consumir hasta un 70% de energía menos que aquellos con un certificado A. Puede que sean algo más caros, pero a largo plazo significan un ahorro en la factura y en el consumo de energía.