Italia será el primer país del mundo en incluir una asignatura sobre cambio climático

Un día normal en la vida de toda persona genera un impacto en su entorno: desde los productos que se compran, el desplazamiento, los alimentos que se consumen, etc.

La actual crisis climática exige que todos los habitantes del planeta desarrollen una conciencia social con el medioambiente y asuman una mayor responsabilidad. Y es que todas las acciones dejan huella y es necesario actuar conociendo las consecuencias reales de los hábitos para saber en qué aspectos se pueden mejorar y cómo vivir el día a día de manera sostenible.

La base de ese aprendizaje puede estar en las aulas, y así lo piensa Lorenzo Fioramonti, ministro de Educación de Italia, que anunció la iniciativa de implementar en el sistema educativo del país una asignatura obligatoria sobre el cambio climático. Será a partir de 2020 cuando se incluya este estudio en el temario. A su vez anunció que materias tradicionales como Matemáticas o Física se enseñarán desde una perspectiva ligada al desarrollo sostenible.

Así, el programa abordará los diecisiete objetivos de las Naciones Unidas, incluyendocómo vivir de la forma más sostenible, cómo combatir el hambre y acabar con la pobreza.

objetivos-agenda-21-1

De este modo las escuelas se convertirán en un espacio de sensibilización ambiental y formación, en el que los estudiantes adquirirán una mayor conciencia de los problemas medioambientales actuales y de las previsiones de futuro, invitándoles a que reflexionen y participen en el cambio.

El cambio climático en las escuelas

Es importante impulsar la educación ambiental en los centros y trasladarla a toda la comunidad educativa, llevando a cabo proyectos que promuevan la sostenibilidad y enseñen cómo aplicarla en el entorno.

En España existen redes de centros educativos en los que se realizan diferentes proyectos que asumen la sostenibilidad no sólo como una materia sino como una responsabilidad en la calidad de vida de los centros. Se trata de la Red Andaluza de EcoescuelasRed de Escuelas por el ReciclajeRedECOSAgenda21 EscolarEscuelas para la Sostenibilidad, entre otras.

Su objetivo es dotar al alumnado de las herramientas necesarias para diagnosticar los problemas que afectan al entorno y de este modo adquirir un espíritu crítico, encaminado a la propuesta de ideas para solucionar o minimizar esos problemas.

En ese proceso se llevan a cabo actividades que integran valores ambientales y que instruyen a los estudiantes en conocimientos sobre reciclaje, biodiversidad, consumo responsable, movilidad, huertos ecológicos, propuestas en la calidad del aire, etc. favoreciendo la cooperación y el intercambio de experiencias pedagógicas, implicando a profesores y alumnos, y su participación para con el medio.

Pero no es suficiente

Promover estos valores entre los más jóvenes puede ser una medida para combatir la crisis climática, pero no es la solución que a corto plazo necesita el planeta, ya que no se puede permitir que el futuro de esas generaciones siga en peligro, o de lo contrario no servirá su formación si llegan tarde para poner en práctica lo aprendido.

La activista Greta Thunberg, en su discurso durante la COP25, depositó la esperanza del cambio “en las personas que están empezando a despertar”. Pero, ¿qué necesita la población para ese “despertar”? Para ella, es necesario promover la participación activa de toda la ciudadanía en el respeto con el entorno, asumiendo la responsabilidad de sus acciones y garantizando un desarrollo sostenible. Un equilibrio entre el cuidado del medioambiente, el crecimiento económico y el bienestar social.

Muchos de los problemas sólo se pueden resolver desde una perspectiva global y apostando por un equilibrio medioambiental y el progreso hacia una sociedad que reduzca su impacto en el medio.