Cinco razones para consumir alimentos ecológicos

Un alimento ecológico es todo aquel en cuyo cultivo o crianza no se ha utilizado en ningún tipo de químico ni para su crecimiento, ni para su conservación ni para mejorar su aspecto de algún modo. Estas son algunas razones por las que es recomendable consumir alimentos de este tipo. 

Mera salud

El hecho de que no hayan sufrido el uso de conservantes, colorantes, antibióticos, pesticidas o fertilizantes garantiza que no haya ningún tipo de residuo tóxico en el alimento que pueda ser nocivo para la salud del consumidor. Los productos ecológicos, al no tener ningún tipo de traza sintética, son mucho mejor asimilados por el organismo humano. Y no es lo único: al usar fertilizantes naturales, gozan de una mayor cantidad de nutrientes como vitaminas, minerales y antioxidantes. En el caso de la carne, además, la calidad de sus proteínas e hidratos es superior.

Son respetuosos con el medioambiente

La producción ecológica se guía por los objetivos de respetar el planeta a la vez que se logra un consumo sostenible. En el caso de la agricultura, se fertilizan las tierras frenando la desertificación al favorecer la retención de agua, y su metodología de producción respeta los ciclos naturales de los cultivos, favorece el equilibrio ecológico y potencia la fertilidad natural de los suelos. Además, da un nuevo enfoque a la eficiencia productiva al reciclar los nutrientes utilizados y usarlos de nuevo como abono orgánico, optimizando el uso de recursos. 

Razones para consumir alimentos ecológicos (respetuosos)

Son de temporada

Una dieta basada en productos ecológicos también supone que no sea posible comer fresas en septiembre o kiwis en octubre. Pero esto, lejos de ser malo, no solamente es más respetuoso con el medioambiente sino que hace que los productos contengan más nutrientes y no necesiten ningún tipo de aditivo. 

Una ganadería más nutritiva

La carne de los animales que han sido criados con una alimentación natural cuenta con más vitaminas que la de animales de granjas industriales: por ejemplo, vitamina E y vitamina B2, que aportan propiedades antioxidantes en el organismo humano. De hecho, contiene de 3 a 5 veces más de ácido linoleico, que ayuda a subir las defensas, disminuir la presión arterial y controlar el colesterol. Además, prescinden del uso de hormonas y métodos de inseminación artificiales, ayudando a conservar las especies más aptas para la zona. 

Razones para consumir alimentos ecológicos (ganadería)

Gran fiabilidad

Según decreta la ley, para que un alimento sea considerado ecológico debe estar compuesto por mínimo un 95% de productos de procedencia ecológica, y el resto debe estar justificado. No solamente pasan por rigurosos controles, sino que la empresa productora debe tener los certificados oficiales de todas y cada una de sus prácticas, regulados por la Unión Europea. En cuanto a las etiquetas, los Consejos Reguladores de las comunidades se encargan de corroborar su veracidad, por lo que los productos etiquetados como ecológicos tienen un aval de calidad y sostenibilidad en su producción.